CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

EDICION DIGITAL

Hacer pedido

MAGNUM EDICION DIGITAL

Hacer pedido

EL ÓXIDO EN LOS CUCHILLOS

Posiblemente como la mayoría de nuestros lectores y quien esto escribe, hemos aprovechado la cuarentena para realizar cosas que en otro momento, con el trajín diario, no lo hubiéramos realizado. En la última mudanza de vivienda (y van...) había guardado en la baulera unas cajas a las cuales no las había rotulado y ya me había olvidado qué podrían contener. Así pues, una tarde de sábado (bueno en cuarentena todos los días me parecen iguales) bajé y me puse a revisar dichas cajas. Entre riles de pesca con mosca, un timbre viejo de bronce que había comprado en San Telmo, apareció una cortaplumas (mejor dicho cuchillo plegable) que no tenía registrada. Después de forzar a mi cerebro en la memoria, me acordé que me la había regalado un amigo que ya no está entre nosotros, o sea sin eufemismo, se murió. Me costó abrirla y con tristeza descubrí que estaba bastante oxidada. Me dio mucha bronca. Ya me había sucedido con otros cuchillos y no sabía cómo resolver este problema. Llamé a algunos amigos coleccionistas de cuchillos y en dieron soluciones vagas. Busqué algo en la web y con todo los reunido, reuní datos para preparar este informe, que tal vez le sirva a otros. QUE ES EL OXIDO Principalmente el óxido de hierro se forma cuando el hierro de su acero se combina con el oxígeno de la atmósfera. Generalmente se presenta de manera de una capa escamosa de color marrón rojiza sobre un metal. Comúnmente el término se utiliza para denominar a la corrosión y oxidación del hierro y sus aleaciones, como el acero. Técnicamente es el óxido de hierro hidratado y la reacción se conoce como oxidante. Si se deja un trozo de hierro el tiempo suficiente, con exposición al agua y al oxígeno, su oxidación es inevitable: puede llevar días, semanas, meses o incluso años dependiendo de la intensidad de su exposición, sin embargo, se oxidará si no es protegido de alguna manera. El óxido es muy común, ya que el hierro reacciona fácilmente con el oxígeno.

google analitycs