CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

EL NUEVO CALIBRE 6 MM CREEDMOOR

Una de las pocas cosas, a mi humilde criterio, que tienen de envidiable los norteamericanos (en lo que a armas y municiones se refiere) es que están permanentemente evolucionado. No es para menos, tienen todo lo necesario al alcance de la mano. El último grito de la moda en lo que hace a calibres para la caza es el 6mm Creedmoor. Es un cartucho relativamente nuevo y la mayoría de los cazadores todavía no están muy familiarizados con él. Y es algo comprensible, ya que este calibre tuvo un desempeño en las competencias de tiro desde que se lanzó al mercado. Ha gozado de una muy buena difusión y publicidad por parte de los medios especializados, ya que, según opinan los que saben, ofrece ventajas sobre cartuchos similares. No obstante, muchos cazadores norteamericanos siguen siendo un poco escépticos al respecto. Algunos señalan si no se trata solo de una moda pasajera que se desvanecerá cuando aparezca otro “hit del verano”, o por el contrario se quedará para competir con otros calibres de 6 mm más aceptados como el .243 Winchester. En esta nota tratremos de echar un poco de luz al respecto. HISTORIA DEL 6 MM CREEDMOOR Todo comenzó allá por el 2007, cuando John Snow, un columnista del sitio Outdoor Life, decidió escribir un artículo de como desarrollar un cartucho “wildcat”. John, un entusiasta de los disparos a larga distancia, se sintió atrapado por el 6,5 mm Creedmoor, que se había presentado ese mismo año. Entonces decidió utilizar la vaina de este cartucho con un hombro más bajo para poder montarle puntas de 6 mm y lograr que el nuevo calibre tenga menos retroceso que el 6,5 mm, pero con una buena precisión en disparos a 1.000 metros. Originalmente fue apodado el Hole de 6 mm (por las iniciales de Hornay Outdoor Life express), Snow utilizó un fusil “custom” fabricando por George Gardner para disparar el nuevo calibre. El conjunto arma cartucho funcionó muy bien y el desarrollo apareció en el 2010 en el sitio de Internet. Mientras Snow empezó a trabajar en otras ideas, la historia del Creedmoor 6 mm no terminó ahí. Unos años más tarde, Gardner estaba trabajando en ideas de cómo lograr mejoras en la disciplina de Tiro de Rifle de Precisión (PRS), que estaba creciendo muy rápido en popularidad y recordó el proyecto en el que había trabajado con Snow. Durante las competiciones de PRS, los tiradores deben disparar rápido a una serie de blancos que están ubicados a distancias variables de hasta 1.000 m. la competencia está cronometrada, por lo que los aciertos durante la primera ronda son los ideales. Los competidores no pueden usar calibres más grandes que el .308 o con una velocidad superior a los 3.200 p/s. Por esta razón, los calibres de trayectoria tendida, de alta velocidad (hasta cierto punto) y de retroceso moderado, tiene una gran ventaja, ya que también es importante por tomar nuevamente el blanco ante algún yerro en el primer disparo. Gardner se dio cuenta que el Creedmoor de 6 mm se ajustaba perfectamente a estos desafios del la reglas de PRS, por lo que modificó un fusil AR-10 para poder disparar el nuevo cartucho. Otros tiradores se dieron cuenta de lo bien que funcionaba el nuevo binomio durante las competencias de ese año y la demanda del nuevo calibre creció rápidamente en los siguientes años. Si bien el 6 mm era muy popular entre los competidores de PRS, este era un mercado relativamente chico en comparación con el uso de otros calibres ya establecidos en el resto de los EE.UU. No obstante la fama empezó a crecer más allá de lo imaginado, en especial en la comunidad de los cazadores. Ruger y Hornady decidieron rápidamente capitalizar este furor y comenzaron a ofrecer armas y municiones para el Creedmoor 6 mm. Desde entonces la demanda del nuevo cartucho siguió aumentando y Browning, Montana Rifle Company, Nosler y Savage siguieron los pasos de Ruger. Además de Hornady, Barnes, Federal, Nosler y Remington, producen en la actualidad armas y munciones para el nuevo “boom” balístico. .243 WINCHESTER VS 6 MM CREEDMOOR VS 6,5 MM CREEDMOOR Debido a que el Creedmoor 6,5 mm se toma en primer lugar como punto de referencia, tiene un rendimiento similar al del .243 Winchester, el Creedmoor de 6 mm se compara más a menudo con estos dos últimos calibres. Además de tener muy pequeñas diferencias en el largo total del cartucho, la otra diferencia en el 6 y el 6,5 mm es que montan puntas de .243 y .264 respectivamente. Los cartuchos son idénticos hasta en el hombro de la vaina y ambos calibres tienen la misma presión máxima de trabajo, 62.000 SAAMI. Por otro lado, el .243 Winchester posee una longitud de vaina más larga y una presión de trabajo máxima algo inferior, 60.000 SAAMI. Aunque tiene, de los tres, la vaina más larga, el .243 Winchester tiene un hombro de 20º, mientras que los otros dos Creedmoor lo tienen de 30º. Los tres cartuchos tienen en la base un diámetro de .473 y se pueden utilizar en los fusiles de acción corta. La otra gran diferencia entre estos cartuchos es que tanto el Creedmoor 6, y el 6 mm fueron diseñados como calibres de tiro de competición y concebidos para utilizar puntas más largas y pesadas sin variar la capacidad de pólvora de la vaina. Desde el vamos el 6 mm también fue pensado para poder ser disparados desdes armas semiautomáticas, como el AR-10, como así también desde fusiles a cerrojo. Por estas razones las puntas largas y pesadas para el calibre entrarán bien en el cargador y en la recámara de los fusiles Creedmoor tanto de 6 como de 6,5 mm. Dado que las armas recamaradas para estos calibres tienen un paso de estría alto, pueden disparar puntas más pesadas con precisión y un alto coeficiente balístico. Este no es el caso del .243 Winchester u otros calibres basados en el .308 Win. como el .260 Remington. Por ejemplo, la mayoría de las puntas del .243 son de 100 GN y pocas de las armas que lo disparan tiene un paso de estría de entre 1:9 y 1:10 para poder estabilizar las puntas más pesadas. Por otro lado los rifles y fusiles recamarados para el Creedmoor 6 mm generalmente tienen un paso más rápido (1:7.7 como el caso de Ruger), por lo que el cartucho está disponible generalmente con puntas de 103, 105, 107, 108 y 112 GN. Poe su parte el Creedmoor 6,5 mm utiliza comunmente puntas de 120, 140 y 143 GN. Si bien las cifras de capacidad de pólvoras que se muestran en la tabla ofrecen una buena referencia de diferencia entre los dos cartuchos, la capacidad exacta de la vaina varía levemente según la marca utilizada. Como se puede apreciar en la segunda tabla, el .243 Winchester y el Creedmoor 6 mm tienen una trayectoria casí idéntica, con solo media pulgada de diferencia en su punto de impacto a 500 metros. Ambos cartuchos tienen una trayectoria mucho más plana que la Creedmoor de 6,5 mm.

google analitycs