CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

EnvŪenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NŕMEROS ANTERIORES

SolicŪtenos los nķmeros atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

AŮos 1 y 2

Hacer pedido

5,56X45 MM VERSUS 7,62X39 MM

Los soldados de los ej√©rcitos que integran la OTAN (y el bloque sovi√©tico) equipados con armas que disparan el 5,56x45 mm y el 7,62x39 mm han participado en diferentes combates en casi todo el mundo desde que las fuerzas militares estadounidenses los utilizaron por primera vez en las selvas de Vietnam durante los a√Īos 60. El debate que se suscit√≥ alrededor de estos dos calibres comenz√≥ poco despu√©s y todav√≠a no ha terminado, ya que los soldados, oficiales, usuarios civiles, periodistas y √ļltimamente en los foros de Internet contin√ļan discutiendo las ventajas y contras de cada cartucho. Muchos tiradores deportivos y cazadores probablemente est√©n de acuerdo que el 5,56x45 y el 7,62x39 mm son cada uno efectivos para realizar tareas espec√≠ficas. Sin embargo el debate 5,56 vs 7,62 puede ser particularmente compejo debido a la gran cantidad de conceptos err√≥neos y mitos que abundan con respecto a estos dos calibres. En esta nota trataremos de hacer todo lo posible para clarificar el debate alrededor de estos dos calibres de manera imparcial para que el lector pueda sacar sus conclusiones. Primero se√Īalaremos dos aspectos t√©cnicos. Aunque el .223 Remington y el 5,56x45 mm NATO son cartuchos diferentes, en la pr√°ctica, el rendimiento comparativo entre los dos es muy peque√Īo y no hace diferencia para los prop√≥sitos de este art√≠culo. Hay que tener cuidado cuando se intente intercambiar el .223 con su primo de la NATO. HISTORIA DEL 5,56 VERSUS EL 7,63X39 MM Las principales potencias equiparon a sus tropas con fusiles recamarados para cartuchos de alta potencia como el .30-6 Springfield, el 7,62x54 MMR, .303 British y 7,92x57 Mauser al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Si bien estos calibres eran bastante potentes con un alcande efectivo largo, produc√≠an mucho retroceso y en caso de disparlos desde armas autom√°ticas, era muy dif√≠ciles de controlar. Tambi√©n eran voluminosos y complejos de manejar cuando se utilizaban en enfretamientos a cortas distancias. Al reconocer los inconvenientes que estas armas en las tropas de infanter√≠a le acarreaban al soldado, los diversos ej√©rcitos complementaron estas armas largas con ametralladoras que disparaban cartuchos de pistola. Por ejemplo las tropas norteamericanas utilizaron la Thompson y la M3 recamaradas para el .45 ACP, los alemanes por su parte equipararon a algunos soldados con el MP-40 recamarado para el 9x19 mm y los sovi√©ticos usaron el PPSH que disparaba el calibre 7,62x25 mm Tokarev. Estas ametralladoras (o mal llamados subfusiles como bien se√Īala el maestro Eduardo Rodi) eran muy efectivas a corta distancia y m√°s f√°ciles de controlar durante el disparo en autom√°tico, pero no ten√≠an tanto poder de detenci√≥n y un alcance largo como los calibres de gran potencia que nombramos l√≠neas arriba. Dado que las distancias promedio de los combates m√°s comunes se realizaban entre los 100 y 300 metros, los jefes militares se dieron cuenta que era necesario un cartucho de potencia intermedia para llenar el vacio existente entre los cartuchos de pistola y los potentes de los fusiles. Resumiendo, quer√≠an un cartucho intermedio con m√°s potencia y un alcance efectivo m√°s largo que uno de pistola, pero sin la potencia y el retroceso de los potentes .30-06, .303 y otros que se ven√≠an utilizando que mandaban a los soldados al kinesiologo despu√©s de un d√≠a de enfrentamientos. Entonces ta...ta...taa (sonidos de trompeta) los alemanes desarrollaron el primer fusil de asalto, el StG 44 y el cartucho 7,92x33 mm que lo utilizaron al final de la Segunda Guerra Mundial, logrando de esta manera cubrir el vac√≠o que exist√≠a entre los dos calibres, claro que fue un poco tarde y en cantidades peque√Īas como para cambiar el resultado final que se avecinaba. Sin embargo, el rendimiento de estos dos calibres impresion√≥ tanto a los sovi√©ticos que decidieron desarrollar un fusil y un cartucho similares. El calibre resultante fue el 7,62x39mm (M43) que montaba una punta totalmente encamisada con cola de bote de 123 GN con una velocidad en la boca del arma de 2.300 p/s con 1.445 l/p de energ√≠a. A trav√©s de los a√Īos se lo ha conocido a veces como el 7,62 sovi√©tico, 7,62 Corto, 7,62 Pacto de Varsovia √≥ .30 Ruso. Ten√≠a una vaina sin reborde y era muy c√≥nica para favorecer la alimentaci√≥n y extracci√≥n. Result√≥ un √©xito desde el principio para el ej√©rcito sovi√©tico, quienes adoptaron varias armas recamaradas para √©l, como el SKS, la ametralladora RPD y el famoso AK-47 ( y sus derivados) en los a√Īos siguientes. Casi al mismo tiempo, el ej√©rcito de los EE.UU. realiz√≥ un proceso similar aboc√°ndose a la b√ļsqueda de un calibre para reemplazar al Ganad M1 en .30-06 Springfield. Inicialmente apuntaron al fusil M-14 en el calibre la NATO 7,62x51 mm como un primer paso, aunque muchos militares no estaban conformes con esta dupla arma cartucho, ya que consideraban que era demasiado pesado el M-14 y dif√≠cil de controlar al disparar en modo autom√°tico. Debido a esto, en la d√©cada de 1960, el Ej√©rcito, la Fuerza A√©rea y la Infanter√≠a de Marina, en conjunto, se volcaron al M-16, m√°s liviano recamarado para el cartucho de alta velocidad: 5,56x45 mm Derivado del .223 Remington, la carga original con la punta M193 NATO de .224 con un peso de 55 GN volaba a 3.250 p/s con una energ√≠a de 1.290 l/p. Al principio esta nueva dupla fue bien recibida por oficiales y soldados, pero despu√©s de la experiencia que tuvieron en la Guerra de Vietnam, donde los problemas se pusieron de manifiesto, las cosas empezaron a verse distinto. Las modificaciones al arma y el cambio del tipo de p√≥lvora, resolvieron muchos de los problemas y en la actualidad siguen utiliz√°ndose. Por otra parte los militares, durante los a√Īos 80 adoptaron el fusil M-16 A2 con un paso de estr√≠a con m√°s vueltas (de 1:7 a 1:12) y un nuevo dise√Īo de punta con una bolilla de acero denominada M855 pesando 62 GN que acusaba una velocidad de 3.025 p/s con 1,260 l/p de energ√≠a. La M855 se la conce como la munici√≥n de punta verde, ya que la punta est√° con ese color. La punta M855 penetra mucho mejor que la M193, pero las quejas sobre la bal√≠stica terminal fueron el centro de los reclamos de los soldados, por tal raz√≥n se desarroll√≥ otro tipo de carga durante de d√©cada del 2000. La resultante fue la M855 A1 con una punta de 62 GN sin plomo, hecha de una aleaci√≥n de cobre con una punta de acero. La presi√≥n de trabajo fue m√°s alta que en la carga M855 y se dise√Ī√≥ pensando en las carabinas M-4 de ca√Ī√≥n corto. Al fin de cuentas el dise√Īo M855 A1 fue bastante bien recibido y se comprob√≥ que era mucho m√°s precisa, al penetrar al blanco de una manera m√°s efectiva y mejor bal√≠stica terminal que las antiguas municiones M193 y M855. Dado que la M855A1 usa una punta sin plomo, tambi√©n es mejor para el medio ambiente. Actualmente el ej√©rcito de los EE.UU. utiliza tanto la M855 como la M855 A1, pero en particular prefiere la M855 A1 para operaciones en el extranjero. Si se compara el 5,56 NATO con el 7,62x39 mm el primero tiene una vaina ligeramente m√°s larga (1,76 frente a 1,528) y una longitud total de 2,26¬® frente a los 2,2‚ÄĚ, sin embargo el 7,62 posee una base de mayor di√°metro (.447 frente a .378) y utiliza puntas de mayor di√°metro (.310 frente a .224). El mayor di√°metro de la base del 7,62x39 mm se compensa un poco con la vaina m√°s larga y menos c√≥nica que el 5,56x45 mm, por eso es que ambos cartuchos tienen casi la misma capacidad de carga de p√≥lvora. Si se compara las cargas de f√°brica (por ejemplo Hornady) del 5,56 tiene una velocidad significativamente mayor y una trayectoria mucho m√°s plana que la similares del 7,62x39 mm. Sin embargo debido a que usa una punta m√°s pesada, el 7,62x39 tiene aproximadamente un 20% m√°s de energ√≠a en boca que las cargas del 5,56 de la NATO. Ambos calibres poseen un retroceso entre moderado y suave, pero para el 5,56 es casi inexistente. La llamada ‚Äúpatada‚ÄĚ variar√° de un tirador a otro y de un fusil a otro, pero la energ√≠a de retroceso libre sigue siendo una forma √ļtil de comparar cartuchos. La ventaja del 5,56 sobre el 7,62 es que tiene una trayectoria m√°s plana y menos sensible a la acci√≥n del viento ya que las puntas son m√°s livianas y viajan a una mayor velocidad.

google analitycs