CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

LA IMPORTANCIA DE LA CULATA EN EL TIRO CON ESCOPETA

A pocos días de una nueva temporada de caza menor (nunca supe muy bien esa diferencia entre menor y mayor, pero bueno así lo denominan la mayoría de los cazadores deportivos) creemos que abordar un tema de la importancia de la culata en las escopetas de caza, puede ser de gran importancia para aquellos que están pensando en comprar una escopeta nueva o para los que todavía le quieren sacar un poco más el jugo a su querida y vieja “patera” o “perdicera”. Aunque una de las acepciones que señala el diccionario se refiere a la parte superior de los motores a explosión, el término culata está ligado intimamente al mundo de las armas de fuego. Más precisamente a la parte posterior de la caja de madera (hoy también de material sintético) de escopetas y rifles. Es tal la importancia que se le asigna, que se llegó a acuñar la frase: lo que pega es la culata. Y si uno se toma demasiado en serio este adagio, qué quedaría para los cañones, la munición y la calidad del tirador. La práctica ha demostrado, sin embargo, que la importancia de esta parte de toda arma larga, es fundamental. UN POCO DE HISTORIA Cuando el disparo en las primitivas armas largas (y cortas también) se efectuaban con el sistema de mecha, la culata se utilizaba básicamente para tomar el arma, ya que prácticamente no se apoyaba contra el cuerpo y era sostenida por las dos manos. A medida que los sistemas de ignición fueron evolucionando, también lo hiceron los diseños de las armas. Apoyarla sobre el cuerpo permitía lograr una mejor precisión en el disparo. El tiro con escopeta, tal como se practica en la actualidad, es un disparo más instintivo, que requiere por parte del deportista una gran velocidad y una gran dósis de reflejos. Mientras que los fusiles y rifles requieren de un conjunto más o menos confiable de alza y guión (en casos también un auxiliar óptico), en el caso de las escopetas, la culata cumple la función de mira trasera de puntería. Es en las escopetas donde podemos encontrar la más amplia variedad de diseños y estilos, cumpliendo cada una de ellas una función específica. En líneas generales se podría afirmar que la altura del lomo de la culata debe estar diseñada para que el ojo del tirador quede en linea con la línea de tiro. Y como un tirador no es igual al otro, cada uno deberá encontar el diseño y la forma que más le convenga. Es decir, la culata debe adaptarse al tirador y no al revés. LOS MATERIALES Históricamente las culatas se empezaron a fabricar en madera. El avance tecnológico fue incorporando, especialmente en los rifles y fusiles de caza, materiales sintéticos. Pero en las escopetas la madera sigue siendo el material por excelencia. Y dentro de las maderas, el nogal es y sigue siendo la madera preferida. Los más requeridos son el nogal circasiano y el francés. El americano posee un peso específico muy alto y por lo tanto es muy sólido y duro y obviamente pesado. Pero las vetas más vistosas las poseen los nogales europeos. No todas las fábricas de escopetas utilizan el nogal para la confección de las culatas. Las escopetas más finas y lujosas, no merecerían estos calificativos, si las culatas no fueran construidas en nogal. También se utiliza madera de arce, arrayán y otras de menor calidad. Como dato complementario señalemos que hace un tiempo, se están utilizando culatas de madera laminada, pero básicamente equipan a los rifles y fusiles de caza y no a las escopetas. Los rifles dobles son otras de las armas en que la culata adquiere un valor muy especial. Para evitar irnos por las ramas, centraremos este artí- culo en las culatas de escopeta, que es donde su diseño tiene más influencia en el éxito del disparo. LA ESCOPETA DE FABRICA Las escopetas de calidad media vienen de fábrica con un diseño basado en el tirador estandár. Características, como altura, largo de brazo y estructura general responden a la configuración promedio, por lo que resulta encontrar una que se adapte perfectamente a un determinado tirador. Algunas fábricas posibilitan construir la culata sobre las medidas que el futuro usuario posee. Claro que la devaluación dejó afuera de esta posibilidad a la mayoría de los deportistas argentinos. A pesar de esto, la exigencia de muchos tiradores no se ha diluido. Muchas culatas permiten algunas modificaciones, y en otros casos, hay que fabricar una culata nueva de acuerdo a las exigencias y necesidades. En nuestro país, existen, aunque no muchos, verdaderos maestros culateros que seguramente podrán satisfacer las necesidades de los más exigentes. Pero esto sería tema de otra nota. La necesidad de realizar alguna modificación a una culata está determinada por la dificultad en el tiro de caza, y de pedana también. La toma del blanco, ya sea un pato, perdiz, hélice o platillo se realiza en forma instintiva ya que el blanco se encuentra en movimiento y por lo general alejándose del tirador y se torna imprescindible que al encararlo, el arma se encuentre bien alineada. Esto sólo se puede lograr con una culata que vaya justo a la medida del tirador. Es importante señalar que en el tiro desde la pedana, el tirador es el que da la orden para que suelten el platillo o hélice y esto presupone que le da un tiempo extra para tomar posición, pero igualmente el arma debe acomodarse en forma natural para no forzar la postura. Existen variantes dentro de los tiradores. El ser diestro o zurdo, cuál es el ojo maestro, aquel que toma puntería. Por lo general el tirador diestro posee el ojo derecho para tomar puntería, pero también hay casos que siendo diestros, el ojo maestro es el izquierdo. Y es aquí donde la cosa se complica un poco más. LOS PRINCIPALES DETALLES A esta altura podemos afirmar que son los cañones los que tiran y la culata la que pega. El ángulo de curvatura de la culata sirve para llevar la línea de mira junto al nivel visual. Una curvatura en exceso dará como resultado tiros bajos y por el contrario, una culata con un diseño más recto, se lograrán disparos más altos, pero en general la mayoría de los tiradores erran por lo bajo. Otro detalle para considerar es lo que se denomina “ventaja” que es la desviación que tiene la culata hacia un lado u otro de su eje horizontal, con el fin de evitar que el tirador tenga que doblar la cabeza para colocar el ojo maestro en la prolongación del eje de la banda.

google analitycs