CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

PERROS PARA DEFENSA

nspirado por la casi desesperada situación de violencia social que vivimos cotidianamente y por los artículos sobre defensa, que mis colegas y compañeros columnistas han escrito en estas mismas páginas, he considerado conveniente apartarme por un momento de la cuchillería y la caza y dedicarme un poco, yo también a la defensa, pero esta vez con perros, otros de los temas de mi incumbencia. IMPORTANCIA Quienes vivimos en una casa y sobre todo si es en el gran Buenos Aires, sabemos de la tranquilidad que nos da el hecho de tener un perro de apreciable tamaño en la misma (el tamaño y sobre todo el peso, son importantes en caso que tengan que atacar), los pequeños solo sirven de alarma. La posesión de guardianes caninos se hace más necesaria cuanto más perros tengan nuestros vecinos, se sabe que los delincuentes pretenden tener la menor cantidad de problemas posibles y si detectan que en una cuadra hay una casa que no tiene perros, adivinen ¿ a quién van intentar robar? Por ello es un elemento de defensa más que conveniente, indispensable afirmo yo, que va más allá del gusto por tenerlo. Consideremos que es un arma que, una vez adiestrada en forma apropiada, se maneja sola, de gran poder de disuación, que le otorga seguridad, aun a aquellas personas que rechazan la utilización de las armas de fuego, ya sea por temor o por principios morales o religiosos. LOS CUIDADOS El mejor fusil de acero inoxidable con culata sintética, requiere cuidados mínimos para que podamos estar seguros de su funcionamiento cuando se lo necesite y también a los efectos de mantener en todo su valor de nuestra inversión. El perro también los necesita y por los mismos motivos, además de las consideraciones que cualquier ser vivo se merece. Los cuidados necesarios son rutinarios, sencillos y de fácil realización, pudiendo dejarse en manos de nuestros hijos. Los mismos son factibles de subdividirse en los siguientes grandes rubros. Alimentación. Un perro feroz no necesariamente es un perro hambriento, todo lo contrario, se convierte en presa ideal para cualquier atacante que le suminsitre comida y lo que puede ser peor, comida envenenada. Por ello es conveniente alimentarlo una vez al día, de noche, a efectos de que tenga el estómago lleno a la hora de la guardia principal, aun a riesgo de quedarse dormido (su fino oido lo despertará al menor ruido diferente a los normales de la casa). El alimentarlo una vez al día es conveniente para que se llene completamente, lo que sirve a dos efectos: 1. para que no le queden ganas de comer nada más y 2 para que el perro coma como debe hacerlo, es decir, de una vez a saciedad o capacidad completa, tal como lo hacían sus antecesores cuando cazaban. Cuando los perros cazaban lo hacían en jauría, generalmente mataban como lo hace el lobo, al ejemplar más viejo, enfermo o defecuoso y como no disponían de heladera, se lo comían todo. Cada uno de los componentes de la jauría, como no tenía bolsillos donde guardarla, comía a saciedad pues quizá esa fuera la última comida en mucho tiempo y el único lugar que poseía para transportarla era su estómago. Tanto es así que éste posee un fondo de saco, el que a su vez tienen un músculo dominado por un nervio que está conectado con el centro del vómito voluntario del cerebro. El mecanismo funciona de la siguiente manera. El perro come a saciedad, se retira a un lugar apartado del resto de la jauría y vomita todo, finalmente lo vuelve a ingerir con tranquilidad, enterrando lo que ya no le cabe. Debido a que ellos no hacen el bolo alimentticio en la boca con la saliva, como primera etapa de la digestión, el contacto con la comida en el paso de ida y vuelta funciona de una forma parecida. Queda de esta manera explicado el por qué debe comer una vez al día y de paso evitar el susto, por el asco que nos produce, ver que nuestro perro se come su propio vómito, absteniéndose de retarlo o castigarlo. Pero a todo esto, ¿qué le damos de comer? Soy partidario del alimento balanceado puro y seco. Por qué puro. Si le agregamos otros elementos alimenticios( carne, arroz, polenta, menudos de pollo, etc.) en realidad estamos desbalanceándolo, no es igual la propiedad alimenticia de un kilo de balanceado totalmente ingertido, que el medio kilo de balanceado y medio kilo de arroz hervido. Porqué seco. Debido a que lo come con la misma facilidad y no se descompone con el paso del tiempo, como el alimento humedecido con cualquier líquido, debe tenerse la precaución de proporcionarle agua fresca en forma permanente. Sanidad. De la salud del perro debe encargarse, fundamentalmente el veterinario, desde estas líneas podemos dar orientaciones generales, cómo aplicar los primeros auxilios, etc., pero jamás aconsejaremos suministrar remedios por cuenta propia, ni siquiera vacunas, este plan lo debe armar y controlar el profesional. El conoce el cómo y el cuándo y el por qué, sabe de las nuevas enfermedades, de aquellas que son comunes a cada raza, para lo cual estudiaron una carrera larga y difícil. Higiene.

google analitycs