CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Env韊nos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

N贛EROS ANTERIORES

Solic韙enos los n鷐eros atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

A駉s 1 y 2

Hacer pedido

.416 RIGBY: EL M谩S AFRICANO DE LOS CALIBRES

Cuando apareci贸 en el mercado a principios de 1900, el .416 Rigby marc贸 un gran avance en el campo de la municiones para caza mayor. R谩pidamente se convirti贸 en el favorito de los cazadores que buscaban a los grandes animales y de piel gruesa en Africa, principalmente al B煤falo del Cabo y a los elefantes. A pesar de que han transcurrido m谩s de 100 a帽os desde su presentaci贸n, siendo uno de los favoritos de los cazadores que van a Africa. El surgimiento de este calibre fue como consecuencia de dos importantes avances dentro de las armas de fuego a principios del siglo XX: la aparici贸n de la cordita y otras p贸lvoras de las llamadas sin humo y el legendario rifle Mauser 98. Antes de esto, los cazadores utilizaban habitualmente armas de fuego con cartuchos cargados con p贸lvoras negra en rifles monotiro o los dobles. Por entonces, las armas que utilizaban los cartuchos con p贸lvora negra, ten铆an un l铆mite de velocidad relativamente bajo, si lo comparamos con los actuales est谩ndares. Entonces los que buscaban a los animales peligrosos ten铆an que utilizar grandes calibres que permit铆an disparar balas muy pesadas. De hecho y por esta raz贸n, los cazadores de elefantes de la 茅poca, como el legendario Frederick Selous, utilizaron grandes rifles de calibre 4, 6 u 8 que disparaban balas de 1鈥 de di谩metro y que alcanzaron pesos de hasta 1.750 GN. Los disparos con estos rifles produc铆an una gran cantidad de humo y ten铆an un gran retroceso y adem谩s eran muy pesados. Al mismo tiempo el gran peso de las puntas (de plomo) y de bajas velocidades no penetraban bien en los animales, sumado a esto lo que implicaba la recarga lenta para un nuevo disparo. Por lo tanto no deber铆a sorprender que el .416 Rigby causara un gran revuelo cuando John Rigby & Company introdujo este calibre en 1911. Utilizando cordita como propelente, la carga original empujaba a una punta de 410 GN a una velocidad aproximada de 2.300 p/s con 4.800 l/p de energ铆a, que era casi el doble de la velocidad de los cartuchos de gran di谩metro de punta de p贸lvora negra de la 茅poca. Estas velocidades significativamente m谩s altas permitieron reducir el di谩metro de las puntas, y a su vez dio como resultado puntas con densidades de secci贸n signifcativamente m谩s grandes (.338 para una punta de 410 GN del .416 y de .330 para una punta de 400 GN), que respond铆an de una manera mucho m谩s confiable que los viejos calibres de gran di谩metro. Adem谩s de la incre铆ble mejora en el rendimiento que ofrec铆a el .416 Rigby en comparaci贸n con los cartuchos anteriores, John Rigby & Co dio un paso m谩s y dise帽贸 el cartucho para poder ser disparado en el nuevo y revolucionario rifle Mauser 98. Un cazador equipado con un rifle Mauser podr铆a disparar hasta 5 disparos antes de agotar la carga en el cargador (en comparaci贸n con solo uno o dos de los rifles anteriores). Por lo tanto, el .416 Rigby no solo fue un gran avance en comparaci贸n con los cartuchos de caza mayor m谩s comunes de la 茅poca, sino que tambi茅n permiti贸 que se utilizaran rifles m谩s econ贸micos y confiables que, como se dijo, duplic贸 y hasta triplic贸 la cantidad de disparos que un cazador pod铆a realizar antes de volver a llenar el cargador. No es sorprendente que los cazadores hayan adoptado r谩pidamente el .416 Rigby, junto con cartuchos de rendimiento similar introducidos casi al mismo tiempo como el .404 Jeffery y el .425 Westley Richards, y cartuchos un poco menos potentes, pero a煤n as铆 eficaces, como el Mauser de 9.3x62 mm y el .375 H&H Magnum. No tom贸 mucho tiempo para que los rifles recamarados para el .416 Rigby con acciones Mauser comenzaran a reemplazar r谩pidamente a los de p贸lvora negra, mucho m谩s caros y menos efectivos, convirti茅ndolos en los preferidos de los cazadores africanos. Si bien el .416 Rigby es m谩s conocido que el .404 Jeffery y el .425 Westley Richards, eso no es porque sea un cartucho mucho mejor que los otros dos (todos ellos tienen un buen desempe帽o). En cambio, el cartucho debe una gran parte de su fama a Robert Ruark, cuyo cl谩sico libro El cuerno del cazador inmortaliz贸 a un joven cazador profesional en Kenia llamado Harry Selby quien llevaba un Mauser calibre .416 Rigby. CARGAS Varios fabricantes, como Barnes, Federal, Hornady, Norma, Nosler y Swift, producen municiones para el .416 Rigby. Pero esto no siempre fue as铆. Durante muchos a帽os la compa帽铆a brit谩nica Kynoch fue el 煤nico productor de municiones .416. Cuando la compa帽铆a dej贸 de producir municiones despu茅s de la Segunda Guerra Mundial, el cartucho casi se desvaneci贸 en la oscuridad. Afortunadamente, otras compa帽铆as finalmente se recuperaron y hoy en d铆a los cazadores armados con un .416 Rigby tienen m谩s opciones de munici贸n de buena calidad que en cualquier otro momento. Por ejemplo, Hornady carga sus balas DGX / DGS de 400 GN a una velocidad anunciada de 2,415 p/s, lo que lo convierte en un cartucho absolutamente mortal para el b煤falo. Lo mismo se aplica a los 400 GN de Nosler Safari Solid (~2,400 p/s), a los 400 GN Barnes VOR-TX TSX (~ 2,400 p/s) y al Federal 400 GN Trophy Bonded Bear Claw / Sledgehammer (~2,370p/s). Todas estas cargas producen alrededor de 5.100 l/p de energ铆a en la boca, lo cual es m谩s que adecuado para la caza incluso de las especies m谩s grandes y dif铆ciles como el elefante. Una de las desventajas del cartucho es que tiene un retroceso relativamente fuerte. Aunque es leve en comparaci贸n con el retroceso de los cartuchos de gran di谩metro que fue dise帽ado para reemplazar, ciertamente es m谩s que el retroceso de un cartucho como un .375 H&H o un .375 Ruger. CAZANDO CON EL .416 RIGBY El .416 Rigby sobresale cuando se lo utiliza en la caza de especies realmente grandes. Con cargas de f谩brica que producen m谩s de 5.000 l/p de energ铆a, el cartucho cumple con los requisitos legales de todas las especies de los Cinco Grandes de Africa junto con casi todas las dem谩s especies consideradas peligrosas en el mundo. Especialmente con la p贸lvora moderna y las balas, el cartucho es absolutamente mortal en elefantes, b煤falos del Cabo, hipop贸tamos y leones. Con una densidad seccional de .330, las balas de 400 GN utilizadas en el .416 tambi茅n penetran incre铆blemente bien y hay otros cartuchos de uso com煤n que pueden compararse con esto en este sentido. Es por eso que el .416 Rigby es un excelente cartucho para aplicaciones que van desde la caza de b煤falos de agua en Australia hasta la caza de elefantes en Zimbabwe. Por estas mismas razones, tambi茅n es un cartucho realmente bueno para la caza de especies extremadamente grandes de ant铆lopes africanos y norteamericanos y ciervos como Eland y alces. Aunque es probable que haya mejores cartuchos para usar cuando se caza a estos animales, el .416 Rigby ciertamente funcionar谩 bien, especialmente si el cazador est谩 principalmente persiguiendo algo m谩s grande y m谩s peligroso (como el b煤falo) y est谩 armado en consecuencia.

google analitycs