CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

EL SECRETO DEL SUBFUSIL THOMPSON

El subfusil Thompson es una de las armas largas más emblemáticas y admiradas. diseñado por John Taliaferro Thompson en 1919, que adquirió fama durante la época de la Prohibición. Se le veía habitualmente en los medios de la época, ya que fue usado tanto por los agentes de las fuerzas policiales como por los criminales. El Thompson también era conocido por los apodos “Tommy Gun”, “Trench Broom”, “Trench Sweeper”, “Chicago Typewriter”, “Chicago Piano”, “Chicago Style” o “The Chopper”. Era preferido por soldados, gangster, policías y civiles por su ergonomía, tamaño compacto, fiabilidad, elevada cadencia de tiro en modo automático y por emplear el cartucho .45 ACP. Fue utilizado por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial y, desde entonces, ha ganado popularidad entre los coleccionistas civiles por su importancia histórica. Esta arma es un subfusil de los llamados de “primera generación”, comparable al alemán MP18 (el primer subfusil exitoso), a diferencia del MP40 usado masivamente por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, que era un subfusil de “segunda generación”. La diferencia estriba en que los de segunda generación eran diseños simplificados y fabricados con nuevas técnicas menos costosas, por lo que resultaban mucho más fáciles y baratos de producir en masa. Era liviano, con culata de madera y, prácticamente una pistola automática, ya que era de un calibre pequeño. El Thompson fue sucesivamente simplificado para abaratarlo durante la guerra, dando lugar a las versiones M1 y (sobre todo) M1A1, que lograron reducir el precio de u$s 200$ a 70. A pesar de que los soldados preferían el Thompson, este terminó siendo reemplazado por el M3 (que las tropas apodaron por su tosco aspecto “Grease Gun”, pistola engrasadora), ya que los de segunda generación, sólo costaba u$s 10 cada uno El general John Taliaferro Thompson, militar que sirvió por muchos años en el Departamento de Armamento del Ejército de Estados Unidos se inspiró en el diseño del Thompson estando en una trinchera durante la Primera Guerra Mundial, desarrollando lo que el llamaría one-man, hand-held machine gun (ametralladora personal “de mano” o portátil), aunque los diseñadores principales fueron Theodore H. Eickhoff, Oscar V. Payne, y George E. Gol. Thompson se cruzó con un problema de patentes ante John Bell Blish. Para poder hacer posible su idea, Thompson encontró soporte financiero de un patrocinador y así fundó la Auto-Ordnance Corporation en 1916, con el propósito de fabricar su arma. A finales de 1917 descubrieron la forma de usar el cerrojo Blish (mecanismo de cerrojo de armas diseñado por John Bell Blish), y asimismo vieron que el único cartucho utilizado por el ejército en el momento, que funcionara con el cerrojo Blish, era el .45 ACP. El proyecto se llamó Annihilator I (Aniquilador I en inglés) y para 1918 ya habían resuelto casi todos los problemas de diseño. ¿QUIEN ERA JOHN BLISH? Blish se unió a la marina de los EE.UU. en 1897 a la edad de 19 años ascendiendo a teniente Comandante después de 27 años de servicio, luchando en la guerra Hispanoamericana. Se retiró en 1905, pero cuando los EE.UU. entró en la Primera Guerra Mundial, regresó al servicio como Comandate. Entre sus desarrollos se puede citar un tubo sonoro para medir errores en la prácticas de tiro y un sextante mejorado. Sin embargo su invento más famoso fue el mecanismo de bloqueo y el principio en el que se basó se presentó una patente en 1913.

google analitycs