CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

PISTOLA SIG SAUER P320

Cuando me llamó Adrián Hirsbrunner de la firma SIR para avisarme que habían llegado las pistolas Sig Sauer P320, dije, por fin voy a poder tener en la mano el arma de que la hablan tanto y que en poco tiempo se transformó en la “preferida” de miles de usuarios. Casi sin quererlo empecé a recordar la letra y la pegadiza música que entonaba el cuartetero Ricky Maravilla. “Qué tendrá esta pistola que les gusta tanto...”. La P320 fue lanzada al mercado el 15 de enero de 2014 en la famosa IWA de Alemania, para luego presentarla al año siguiente en el Shot Show de los EE.UU. Cuando el ejército la adoptó como arma reglamentaria para reemplazar a la Beretta 92, causó mucho ruido en el ámbito policial y militar, ya que le había ganado a la austríaca Glock, la pistola que “pintaba” para quedarse con ese jugoso contrato. Pero el éxito de la pistola que fabrica la filial norteamericana de Sig, ubicada en Exeter, New Hampshire, creemos que no solo se debe al logro de la licitación, ya que cuando el mismo ejército reemplazó a las legendarias Colt 1911 A1 por la Beretta, no sucedió lo mismo. PRINCIPAL CARACTERISTICA Lo que diferencia básicamente a la P320 del resto de las semiautomáticas es su concepto modular. Recordemos que este modelo deriva de otro exitoso modelo de la marca suiza: la P250. En un juego de palabras diremos que el armazón, de polímero, no es propiamente el armazón como lo conocemos comunmente, ya que la numeración del arma no se encuentra en él, sino en el conjunto de disparo. Ese número se puede ver a través de una ventana realizada “ad hoc” en el polímero. Sig ofrece como opción armazones y correderas de diferentes largos y diferentes tipos de empuñadura, conservando como unidad básica funcional el modulo integrado por el sistema de disparo construido en acero inoxidable. PRIMERAS IMPRESIONES Al tener la pistola en mis manos, tuve la sensación de un arma robusta, de buen calce en la mano y de acceso a los mandos operativos con comodidad sin necesidad de desmpuñar el arma. La versión que recibió el representante y distribuidor exclusivo para la República Argentina es la “full size” (tamaño completo) que se entrega en un práctico maletín de transporte que contiene en su interior, además de la pistola, tres cargadores. Un dato no menor ya que cumple con las necesidades más que suficientes de cualquier usuario, ya sea civil o policial. Los cargadores están fabricados por la prestigiosa firma Mec-Gar en chapa de acero con una basé de polímero con capacidad de 17 cartuchos del 9x19 mm. Este modelo tiene un largo de cañón de 117 mm, mientras que el largo total del arma es de 200 mm, un ancho de 33 mm, altura de 140 mm y pesa, descargada, 750 gramos. Pareciera que Sig aplicó el lema “lo simple es mejor”, ya que solo posee tres palancas para accionar. Una es la que libera a la corredera cuando queda trabada en su posición más retrasada, la de desarme y una tercera -mejor dicho botón de forma triangular- de liberación del cargador. Todos estos mandos no están sobre dimensionados, lo que hace que el perfil no posea saliencias que puedan entorpecer el desenfunde (desde una funda exterior o en caso de portación oculta). Este concepto ya se vio en la legendaria P220, la primera pistola doble acción de Sig Sauer y de ella conserva el diseño del arco guardamonte con el clásico espolón delantero (como ya lo he señalado en otras oportunidades, a mí no me gusta). OTROS DETALLES El sistema operativo es por corto retroceso del cañón con bloqueo mecánico. El sistema de puntería está compuesto por un alza, colocada en cola de milano, regulable solo en deriva, con dos puntos y un guión de visión nocturna Siglite, tanto el alza como el guión son de acero con inserciones de tritio. La empuñadura posee finas texturas en las partes laterales, posterior y frontal. A simple vista no parecen importantes, pero las apariencias engañan, ya que permiten un empuñe firme sin posibilidad que se resbale durante los disparos. Esta misma textura ya se encontraba en los modelo P250 y P290. Esto se logra durante el moldeado en el polímero y no es un tratamiento posterior. El disparo solo se realiza en doble acción ya que el martillo no permite ser montado manualmente previo al disparo. Esto ofrece una total seguridad y la imposibilidad que se realicen disparos accidentales, ya que, además, posee seguro de aguja percutora. La fuerza necesaria para que el tirador realice el disparo es de 2,9 kg. y el recorrido que debe realizar el disparador para que se rearme nuevamente es de 1 cm, algo realmente muy bueno. Si bien no se considera un arma de simple acción, el corto recorrido que debe realizar el gatillo se asemeja mucho a ello. Recordemos que son muy pocos los casos, insignifcantes comprativamente, los departamentos de policía de los EE.UU. que permiten a sus hombres usar pistolas de las denominadas clásicamente de “simple acción”. Otro detalle que muestra la buena construcción de la P320 es que el disparador es de acero. No hay polímero en ninguna parte del mecanismo de disparo y esto la hace muy confiable reduciendo al máximo la posibilidad de desgaste de sus componentes. Otro detalle que hace que la P320 sea un arma sumamente segura es cuando se quiere realizar el desarme. Hay que retirar el cargador, trabar la corredera en la parte más retrasada y accionar la palanca de desarme. No es necesario apretar la cola del disparador, como sucede en otras pistolas, para realizarlo. Desde que la P320 comenzó a ser diseñada, siempre los ingenieros de Sig tuvieron en mente al potencial usuario: una pistola de servicio para la fuerzas de seguridad. Y no se equivocaron ya que día a día aumenta la cantidad de departamentos policiales de todo EE.UU. que adoptan a esta semiautomática. Además posee un riel para la colocación de accesorios tácticos que, para los civiles, pueda resultar no tan necesario, cambia cuando el destino es el de las fuerzas, y especilamente como sucedió con el ejército de aquel país. La corredera posee el clásico diseño rectangular definido de la mayoría de las armas de Sig Sauer. Esta versión posee 7 acanaladuras tanto en la parte delantera como en la trasera a ambos lados de la corredera. La mayoría de las pistolas que compiten con la P320 ofrecen los que se denomina “backstraps”, que son las piezas intercambiables en el dorso de la empuñadura, este modelo no ofrece esta posibilidad, posiblemente debido a las opciones de intercambiar el tamaño total de la empuñadura.

google analitycs