CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

SOBRE CRIMINALES Y ARMAS

Hace unos años publicamos en MAGNUM una nota titulada Las armas asesinas. En la misma se contaba qué armas se habían utilizado para matar a personalidades políticas. El artículo mezclaba interesantes datos históricos, tanto de los asesinados como así también sobre las armas que se habían utilizado. Algunos lectores dejaron saber su disconformidad con el título. Lo que publicamos en esta oportunidad, sigue la misma línea que el de aquél, me pero decidimos cambiar el título -aunque en el fondo es la misma idea- por uno que no produzca alguna reacción en el mismo sentido. LA MUERTE DEL PRESIDENTE LINCOLN El asesinato del presidente Abrahan Lincoln fue el primero de una serie de atentados contra un primer mandatario estadounidense, que tuvieron lugar a lo largo de la vida democrática de los EE.UU., James Garfield, William McKinley y John F. Kennedy. Antes de continuar con los detalles de este crimen, y como es mi costumbre, siempre cito alguna película que tiene relación con el tema que se está tratando. En este caso voy a referirme a una escena de la gran película Los Imperdonables, protagonizada y dirigida por Clint Eastwood. Quienes la hayan visto recordarán al personaje Bob, el inglés (Ed Harris) cuando termina de ser atendido en la barbería del pueblo (peluquería para nosotros) y dice: “esa costumbre que tienen ustedes (por los norteamericanos) de matar presidentes. En cambio nosotros, ¿quién le dispararía a una reina? Finalmente Bob, que había llegado en busca de la recompensa que habían ofrecido las prostitutas del pueblo, es echado después de una feroz paliza que le propinada el sheriff (Gene Hackman). Fin del comentario. El 14 de abril de 1865 Lincoln fue muerto por un certero disparo en la nuca que partió de una pistola Derringer (fabricada en Filadelfia, se aclara porque también este tipo de arma se fabricaron en otros lugares). La Guerra Civil (también llamada de Secesión) había terminado unos días antes con la rendición del General Lee. El autor del disparo fue el actor John Wilkes Booth, en el palco que ocupaba Lincoln en el Teatro Ford de Washington D.C. El disparo de Booth entró cerca de su oreja izquierda y quedó alojada (sin orificio de salida) por encima de su ojo derecho. Lincoln y sus acompañantes estaban sentados en un improvisado palco presidencial. Según dicen el policía que custodiaba la entrada “justo” se había retirado. Silenciosamente el asesino entró al palco, cerró la puerta y esperó el momento oportuno. Cuando en una escena, el público rió, se produjo el disparo. Pero a pesar del bullicio los gritos de Mary Lincoln llamaron la atención, tanto del público como del comandante Henry Rathbone, quién se avalanzó sobre Booth; éste sacó un cuchillo y apuñaló a Rathbone en el antebrazo, quien al intentar sacar su arma, el agresor le cortó el pecho antes de saltar hacia el escenario, rompiéndose la pierna al caer. Booth logró escapar, pero después de 10 días fue muerto de un tiro en la cabeza durante un enfrentamiemto con tropas de la Unión. La Derringer que usó Booth se exhibe hoy día en el museo que funciona en el sótano del Teatro Ford. El arma elegida por el asesino, la Derringer, era calibre .44 y tenía un cañón de 2,5”. Las Derringer comenzaron a ser fabricadas en 1852 y se convirtieron rápidamente en un arma popular para aquellos que querían portarla en forma oculta debido a su pequeño tamaño, comparado con las armas de la época. Fue un arma que se copió profusamente y algunas llevaban la inscripción Deringer (con una sola “r”). EL CASI ASESINATO DE THEODORE ROOSVELT El 14 de octubre de 1912, John Flammag Schrank le disparó a Roosvelt en Milwaukee, Winconsin, mientras estaba en campaña proselitista, buscando la presidencia de los EE. UU. al frente de su recién formado Partido Progresista frente a su rival, el presidente republicano William Howard Taft.

google analitycs