CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

CONSIDERACIONES SOBRE LA COLT 1911, 1911 A1 Y SISTEMA COLT DE F.M.

Mucho se ha escrito y se escribirá sobre estas armas por lo que es difícil agregar nuevos conocimientos, pero a veces creo interesante recordar algunos aspectos de ellas. Los amantes de las armas de fuego, me animo a decir que en todo el mundo, conocen, vieron y quizás alguna vez dispararon con una pistola semiautomática Colt 1911 ó 1911 A1 con el famoso calibre .45 ACP. En nuestro País las pistolas mencionadas producidas por Fabricaciones Militares, mediante un contrato con la casa Colt, permitieron, y todavía lo hacen, la grande y feliz posibilidad de disparar con ellas, en el calibre mencionado. Aunque ahora puede parecer iterativo escribir sobre esta famosa pistola, conviene recordar que la 1911 en calibre .45 ACP tiene numerosas variantes o derivados, incluidas las transformaciones a la cual la someten los tiradores deportivos, incluyendo los clones que actualmente producen numerosas empresas fabricantes de armas, siendo muchas de ellas de gran calidad. Cuando esta pistola se convierte en el arma corta reglamentaria del Ejército de EE.UU., su excelente desempeño en las dos guerras mundiales, luego en Korea, Vietnam y en otros numerosos conflictos aseguraron su entrada, con honores, en la historia de las famosas armas de fuego del mundo. UN POCO DE HISTORIA El modelo de pistola semiautomática 1911 ideado por John M. Browning y fabricada por la Colt Firearms Co. de Hartford, Connecticut, fue una gran contribución al desarrollo de las armas de fuego, tanto de las llamadas cortas o de puño como de armas largas. Cuando en 1892 el Gobierno de Estados Unidos decide dejar de utilizar en sus FF.AA. el revólver Colt Modelo 1892 en el calibre .38 Long Colt, de doble acción, como arma corta reglamentaria porque había demostrado un poco efectivo poder de incapacitación inmediato, ya que a pesar de haber recibido un atacante varios proyectiles del mencionado calibre y arma incluso a distancias extremadamente cortas, tal como sucedió en varios casos durante la guerra filipino-estadounidense (1899-1901) donde se enfrentaron a veteranos guerreros llamados “moros” (se denominaba así a un grupo étnico de religión islámica establecidos en el sur del archipiélago). En 1901, el presidente Theodoro Roosevelt nombró al brigadier general William Crozier como Jefe de Artillería del Ejército. En 1903 (para otros autores en 1904), Crozier, a través del Departamento de Guerra ordena que se reúna una comisión especial dirigida por dos militares: el teniente coronel de infantería John T. Thompson y el teniente coronel médico Louis A. La Garde con el objetivo de estudiar y determinar qué tipo de arma y calibre debería ser adoptado como arma de puño reglamentaria para el personal de sus fuerzas armadas. Nace así la famosa Comisión Thompson-La Garde, que tuvo a su cargo determinar mediante una serie de pruebas, que proyectiles de arma corta eran aconsejables para obtener un mayor y más rápido efecto de detención (Shocking o Stopping-power) sobre seres humanos. Las pruebas se llevaron a cabo en la Nelson Morris Company Union Stock Yards en Chicago, Illinois, utilizando ganado vivo y también algunos cadáveres  humanos. Se usaron varios calibres, tipos de balas y diferentes clases de armas cortas durante las pruebas, todas las cuales estaban en uso en esa época. En resumen, se puede decir que el Test de Thompson-La Garde cuyo resultado fuera presentado en 1904 midió la capacidad de las puntas probadas para incapacitar con mayor rapidez a los animales de prueba o provocar su colapso, demostrando dichas pruebas una ventaja notable para los proyectiles pesados y lentos, siendo ésta la razón que llevó a recomendar la adopción de un calibre no menor al .45 como cartucho de dotación para la que sería la nueva arma, pistola o revólver, de uso reglamentario en el ejército de ese país. Con respecto a la jerarquía de los oficiales Thompson y La Garde al momento de efectuar el citado test, los encontré mencionados en varios escritos con diferente jerarquía militar. Según el distinguido coleccionista y erudito sobre armas de fuego de nuestro país, Santiago P. Tavella Madariaga: “Los modelos en calibre .45 derivan de una pistola en calibre .38 Automatic diseñada por J. M. Browning en 1896”. Pero el Ejército de EE.UU., que para 1904 miraba con buenos ojos a las pistolas semiautomáticas, ya estaba realizando algunas pruebas preliminares con una pistola semiautomática diseñada por Browning: la Modelo 1902 en calibre .38 Automático. En 1905, la casa Colt le pidió a John M. Browning que mejorara su modelo 1902 en algunos aspectos y nace así la Modelo de 1905 denominada oficialmente como Automatic Colt Pistol Military Model, calibre .45 siendo la primera pistola de esa empresa en calibre .45, bastante similar en apariencia a sus precursores y que sale al público en el año 1906. Esta llevaba un cañón de 5 pulgadas, un cargador para siete cartuchos .45 sin reborde (rimless) y se fabricó hasta 1911. Algunos modelos estaban adaptados para utilizar una cartuchera culatín que rápidamente la convertían “en un arma de hombro”, según constaba en publicidad de esa época. Para los escritores Sutherland & Wilson la predecesora de la pistola Colt 1911 .45 ACP es la modelo 1905, la cual constituyó el más importante paso hacia el desarrollo de la finalmente denominada Modelo 1911. Entre 1905 y 1911 se fabricaron 6.100 ejemplares de la pistola M 1905 con las diversas modificaciones que se le fueron introduciendo en las diferentes pruebas realizadas. Creo importante mencionar que en el año 1905 se produjo sólo un ejemplar de la mencionada arma. Es preciso destacar que existía una estrecha relación comercial entre John M. Browning (el más prolífero inventor de armas de fuego conocido) y la fábrica Colt, ya que el primero desarrollaba el prototipo de un arma y luego la empresa Colt, si le parecía comercialmente rentable, aceptaba fabricarla.

google analitycs