CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

LAS ARMAS QUE DISEÑO C. T. JOHNSON

Entre los últimos años de la década del siglo XIX y principios de XX, es un período de diseño de armas en los EE.UU. donde sobre sale el legendario John Browning. No obstante hubo muchos hombres contemporáneos que fueron muy prolíficos y notables. Nombres como Andrew Burgess, William Mason, John Pedersen, Frank Burton y T.C. Johnson fueron solo algunos de los inscribieron sus nombres en la historia armera. En esta nota nos dedicaremos a rescatar la figura de Thomas Crossley Johnson, uno de los menos conocidos diseñadores de la “época dorada”. Thomas fue el responsable del diseño de rifles, fusiles y escopetas, para la casa Winchester que alcanzaron fama mundial, entre ellos el fusil a cerrojo Modelo 54. RICO Y EDUCADO Johnson nació en Connecticut en el seno de una familia adinerada, su padre Samuel era el presidente de la Yale Safe and Iron Company, y esta situación le permitió mandar a su hijo a estudiar y educarse. Se graduó de la escuela Científica Shefield en 1984, ingresando a la Winchester un año después. Durante sus 50 años en la Winchester, Johnson se mostró como un talentoso inventor, trabajando inicialmente como dibujante antes de ser asignado para trabajar en nuevos desarrollos bajo las órdenes de William Manson. Durante esos años también colaboró en la mejora y modificaciones de los diseños de John Browning, preparándolos para ser producidos y elaborando las especificaciones de las patentes que se brindarían a la companía las protecciones correspondientes. El primer éxito de Johnson llegó en 1903 con el diseño de una carabina semiautomática en calibre .22 LR a la que se denominó Modelo 1903. Fue el primero con ese sistema de funcionamiento en ser fabricado y comercializado en los EE.UU. Este modelo llegó en un momento muy importante para la Winchester, ya que hacía poco se había disuelto la exitosa sociedad con Browning que por más de 20 años la empresa le había comprado todos los diseños e invenciones importantes que le habían ofrecido los hermanos Browning. Tan importante fue la nueva arma para Winchester que esta le escribió a sus representantes y agentes de venta, señalando que “la carabina semiautomática calibre .22 LR era la respuesta a todo lo existente hasta el momento”.

google analitycs