CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

NUEVA PISTOLA CZ P-10 C

Sin lugar a dudas CZ es una de las grandes fábricas de la industria armera mundial. Sus armas cortas y largas son apreciadas tanto por tiradores deportivos como de las FF.SS. De seguridad. Dentro de las armas cortas su famosa CZ 75 y posteriores evoluciones han marcado hitos dentro de las armas de puño. Las CZ Shadow y Orange no dejan de cosechar triunfos en las competencias de Tiro Práctico. Es bien sabido que la aparición de la Glock, forzó a muchos -o casi la mayoría- de los fabricantes de pistolas a pergeniar algún diseño para competir con la austríaca y la forma checa no es la excepción. Tal es así que lanzó al mercado su modelo P-10 C. Tengo una larga experiencia con las pistolas CZ, desde la primera CZ 75 pasando por la CZ P-01 y otras variantes, pero debo confesar que pensé que esta fábrica nunca entraría en la fiebre “glockista” en la que entraron la mayoría. Es indudable que la necesidad de tener en el mercado una semiautomática de estas características, debe haber sido el motivo que llevó a tomar la decisión de desarrollar este nuevo modelo. PRIMERAS IMPRESIONES Lo primero que noté al empuñar la pistola fue lo firme y cómodo que es, un aspecto distintivo de todas las pistolas de la marca. Además para mejorar aun más el empuñe, se entrega con tres lomos intercambiables adicionales. Al levantar el arma y apuntar y gracias a su buen empuñe, la toma del blanco es muy natural, esto se debe, entre otras cosas, por el buen ángulo de la empuñadura. Al ir presionando la cola del disparador no se modifica la línea de miras. Todos los mandos son ambidiestros, a saber: botón que libera al cargador, palanca de retenida de la corredera y la palanca de desarme. El sistema es de percutor pre montado y la cola del disparador posee un pequeño espolón que alpresionarlo se introduce dentro del gatillo propiamente dicho hasta la liberación del percutor al final del recorrido. La fuerza necesaria del mismo para que se produzca el disparo es de aproximadamente de 2,4 kilos. ligeramente menor que el necesario para disparar a la Glock, mucho más liviano que el de la Smith & Wesson M&P que es de 2,7 kilos. La salida del disparo es franco y seco el rearmado se produce apenas se suelta la cola del disparador. Otro detalle que me llamó la atención cuando examiné el bloque del percutor es que éste no es como el de la mayoría, sino se parece más al de la acción rotativa, según la mayoría de los tiradores, mucho más fiable en condiciones de uso extremo. Los cargadores albergan 15 cartuchos del 9x19. La corredera, de acero, está muy bien terminada y no presenta marcas de herramentales con un acabado ligeramente azul. Sus ángulos son rectos y poseen canaletas verticales oblicuas tanto en la parte delantera como trasera de la misma. El sistema de puntería consta de un alza de perfil bajo con un corte rectangular y el guión es un poste de las mismas caraterísticas. También, como la mayoría de las semiautomáticas modernas, cuenta con un riel tipo picatinny para poder adosarle linternas o marcadores láser. PRUEBAS DE TIRO Pero la verdadera eficacia de un arma, tanto de servicio, como para defensa personal se demuestra a la hora de dispararla y sobre todo en la variedad de municiones a utilizar. En este caso recurrí a una amplia gama de marcas y tipos de cartuchos. Utilicé Federal Syntench de 115 GN, Federal American Eagle de 124 GN FMJ, CCI Blazer de 115 GN, Hornady de 124 GN y unas especiales marca Browning de 147 GN de entrenamiento. En todos los casos la alimentación no sufrió interrupciones y la expulsión de las vainas servidas tampoco. He disparado otras pistolas y se presentaron algunos inconvenientes con algunas cargas y, como señalé líneas arriba, una buena pistola debe disparar todo tipo de munición. Como sucede también en casi todas las pistolas, la CZ agrupó mejor con unas municiones que con otras, y cabe agregar que después de haber disparado mucho con marcas como Glock, Walther y Smith & Wesson puedo afirmar que esta CZ es tan o más precisa que las nombradas. En el cuadro adjunto se muestran los resultados de las distintas municiones utilizadas. Browning 147-grain FMJ 945 fps 2.65 Federal American Eagle 124-grain FMJ 1130 fps 3.2 Federal 124-grain HST 1211 fps 2.4 Fiocchi 115-grain Extrema 1105 fps 1.9 SIG Sauer 124-grain V Crown 1216 fps 2.6 Hornady 124-grain XTP +P 1242 fps 2.8 Hornady 147-grain XTP 960 fps 1.95 Winchester 124-grain PDX +P 1230 fps 2.5 Otro detalle para señalar es el diseño de la recámara del cañón de la CZ. En el caso de la Glock el soporte de la protuberancia es algo debil, y en el caso de las municiones de alta presión, muchas veces se ha observado pequeñas deformaciones. CZ optó por una robusta recámara bien soportada.

google analitycs