CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

LOS AGRESIVOS QUÍMICOS

Puede considerarse como agresivo a todo cuerpo químico que diluído en el aire en determinadas concentraciones, produzca efectos irritantes, lesivos o letales. Estos cuerpos han sido largamente conocidos durante la primera Guerra Mundial, como gases asfixiantes o gases de combate. Esta denominación no significa que dichos cuerpos se encuentran siempre es estado gaseoso, por cuanto muchos lo están en estado líquido y aun en solido. CLASIFICACION Los agresivos químicos se clasifican por a. su acción fisiológica. b. por el tiempo que tardan en comenzar su acción y c, por la duración de esa acción. Irritantes Clasificación que comprende los gases lagrimógenos; atacan los ojos y las mucosas nasales, produciendo abundante lacrimación y mucosidad constante. Sofocantes Llamados también caústicos del pulmón, producen edema de pulmón y destrucción alveolar. Entre ellos tenemos el cloro, fósgeno, palita, superpalita, cloro pierina, cloruro de fenil carbilama. Versificantes Atacan la piel, produciendo lesiones ulcerosas profundas, por ejemplo, el gas mostaza (Yperita) y el sulfato de dimetílico. Laberínticos Atacan al oído con manifestaciones de vértigo y pérdida de equilibrio, ejemplo el diclormetillester y el óxido dfe diclormetílico. Estornudatorios Como su nombre lo indica atacan las vías nasales y como consecuencia de la producción exagerada de estornudos, acarreando estados de agotamiento físico y desarreglos nerviosos, ejemplo comprenden las diversas combinaciones arsenicales del tipo de Elaukreuz (Cruz Azul) y el carbarol etílico. Vomitivos Atacan las vías respiratorias con fuerte dolor opresivo, el cual se hace agudo en la zona frontal de la cabeza, devienen vómitos, contracciones diafragmales y diarrea. Tóxicos Producen la muerte por asfixia. Entre estos como ejemplo el ácido cianídrico. Hilarantes Atacan los centros nerviosos produciendo una convulsión histérica semejante a la risa incontrolable. Por el tiempo que tardan en comenzar su acción se dividen en: De acción inmediata: sus efectos se perciben en el mismo momento de ser diluídos en el aire y aun en pequeñas concentraciones. De acción a corto tiempo: una vez arrojados tardan entre 4 a 12 horas en hacer sentir sus primeros efectos. De acción diferida: Insumen entre 12 a 48 horas antes de percibirse sus efectos. Por su duración o sea el tiempo durante el cual ejercen su acción, se dividen en: Fugaces: duran 10 minutos en lugares abiertos y 3 horas en lugares cerrados. Semipersitentes: duran 3 horas en lugares abiertos y 12 horas en los cerrados. Persistentes: duran de 3 a 7 días. Existen cuerpos químicos que gozan de ambas propiedades, es decir, que una parte ejerce su acción en forma inmediata absorviéndose en la humedad atmosférica después de un corto tiempo (fugaces) y la otra parte se deposita en el suelo o se adhiere a ropas continuando su acción durante largo tiempo. El ejemplo más característico de esta doble cualidad, lo constituyen los lacrimógenos en general. AGRESIVOS LACRIMOGENOS Dentro de la clasificación de gases ¨”irritantes”, se encuentran los “lacrimógenos”, estornudatorios y vomitivos. Entre los primeros, como dato histórico, podemos decir que su primera utilización fue de carácter policial en el año 1905, en la localidad de Choisy Le Roi (Francia), contra la célebre banda del apache Bonnot, para ello utilizaron una granada de fusil de 26 mm, cargada con Bromocetato de etilo. En un impreso del Ministerio de Guerra de Francia con fecha 2 de febrero de 1915, se dan instrucciones acerca del empleo de esta granada de fusil y de una granada de mano que, según análisis químicos, contenían bromo-cetato de etyilo y cloracetona, habiendo sido utilizado por los franceses en los primeros meses iniciales de la Primera contienda. Su uso se generalizó en casi todos los ejércitos y su objeto era el de deprimir al adversario a quien podían agotar en 2 ó 3 días bajo el martirio de la máscara antigás. Mr. Fries, químico estadounidense, ha clasificado los más importantes de esta clase de gases usados en la guerra de conformidad con su intensidad lacrimógena. En un litro de aire provocan lágrimas. Cianuro Bomobencélico: 0,0014 mg. Martonita: 0, 0014 mg. Yodoacetato de etilo: 0,0014 mg. Bromacetona: 0, 0015 mg. Bromuro de Xylilo: 0,0018 mg. Bromuro de bencilo: 0, 0040 mg. Bromometietilketona: 0, 0110 mg. Cloroacetona: 0, 0180 mg. Cloropicrina: 0, 0190 mg. La utilización de granadas “gasíderas” de mano no tuvieron más que una modesta actuación en la Primera Guerra Mundial a causa de su reducida carga química, como dijimos anteriormente, fueron los franceses quienes las introdujeron y ellas estaban cargadas con sustancias irritantes. Al finalizar dicha contienda una ola de tumultos se extendió por Europa durante la post guerra. Las distintas fuerzas de seguridad recurrieron al uso de sustancias químicas ensayadas durante la guerra compuestas de un material cloro-acetato-fenona de tal manera que los expuestos a sus efectos lloraban en tal forma que quedaban temporalmente ciegos. Se estableció también que esa sustancia no causaba ninguna dificultad permanente y que sus efectos desaparecían rápidamente cuando las personas expuestas a ellas eran sacadas prontamente de la zona contaminada. Este material fue utilizado en forma parcial sin generalizarse su uso por la policía de seguridad alemana en los disturbios de Hamburgo de 1919. En 1922 en Chicago la policía de Estados Unidos a título de ensayo, utilizó sobre un grupo de revoltosos los gases lacrimógenos con gran éxito. Fue así que en dicho país un grupo de personas familiarizadas con los efectos de este gas decidió investigar la posibilidad de usar esta sustancia como nueva arma para el mantenimiento de la ley y el orden y en 1923 la Compañía Federal Laboratories fue organizada en Pittsburgh, Pensylvania, EE.UU., para fabricar equipos y materiales para usar gas lacrimógeno con aquellos fines. CARACTERISTICAS Y PROPIEDADES GENERALES Estos cuerpos que casi siempre ejercen una acción externa en el organismo, poseen una gran actividad, de manera que sus efectos se aprecian fuertemente con muy pequeñas concentraciones (0,4 mg por metro cúbico). Generalmente irritan los ojos con abundante secreción nasal, escozor y molestias en la garganta. Algunos tienen además propiedades ligeramente tóxicas. Los animales son mucho más insensibles que el hombre a la acción de estos cuerpos. Los perros necesitan una concentración 100 veces mayor al del ser humano y los caballos hasta aproximadamente 1.000 veces dicha cantidad. Tomaremos por ejemplo las características de un lacrimógeno poderosísimo, tal vez el más efectivo de las granadas que adoptó la Policía Federal Argentina en la década del 70 del siglo pasado: la Cloro acetofenona, cuerpo descubierto en el año 1807, pero recién aplicado con posterioridad a la Primera Guerra Mundial, ellas son: Estable a la acción del agua, metales y calor. Límite de actividad de 0,3 mg por metro cúbico. Limite de soportabilidad de 5 mg. Por metro cúbico. Indice de mortalidad con concentraciones de 4.000 mg. Por metro cúbico. Experiencias efectuadas con cloroacetofenona por la Policía Federal hace años, permiten notar la acentuación de los síntomas a medida que aumenta la concentración. Con 0,1 mg. Por metro cúbico se nota el olor (flor de manzano) pero ninguna irritación.

google analitycs