CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

EL STERLING CHILENO

Entre los pocos países sudamericanos que fabrican armas de fuego, Chile es generalmente bien conocido por la producción de sus fusiles en calibre 7,62x51 mm (SG 542-1) y en 5,56x45 mm (SG 540-1) bajo licencia de Sig, además de ametralladoras en calibre 9x19 mm y .40 S&W (SAF, Mini Saf y SAF 200), estas últimas eran importadas a la Argentina por la desaparecida firma Promyra S.A. Todas estas armas se producen en la órbita de FAMAE (Fábricas y Maestranzas del Ejército) que originalmente nació dentro de la estructura militar que fundó el fraile Luís Beltrán, más tarde Teniente Coronel del Ejército en 1811 y, que con el paso del tiempo, contribuyó al proceso de industrialización del país trasandino. En los años 20 y 30 del siglo pasado, la producción y comercialización incluía maquinaria agrícola y ferroviaria, mientras que durante la Segunda Guerra Mundial, se incluyeron productos de electrodomésticos. Después del golpe de estado, encabezado por el General Augusto Pinochet, que derrocara al presidente constitucional Salvador Allende en septiembre de 1973, comenzó una feroz y sangrienta represión política. Estas acciones provocaron airadas protestas en casi todo el mundo por parte de organizaciones defensoras de los derechos humanos. Bajo estas circunstancias, muchos países le impusieron a Chile un embargo sobre el suministro de armas por parte de otros países (los Estados Unidos lo hicieron en febrero de 1976). A raíz de estas sanciones el gobierno de Pinochet decidió desarrollar un amplio programa para producir sus propias armas. A medida que pasaba el tiempo y el boicot internacional se endurecía, el país gradualmente logró establecer un complejo industrial militar estatal y privado para satisfacer las necesidades internas y, en una etapa posterior, competir con antiguos proveedores en el mercado internacional. Un ejemplo de ellos fue el hecho que las armas chilenas se utilizaron contra las fuerzas estadounidenses y de sus aliados durante la Guerra del Golfo. Las fabricación incluyó desde granadas de mano y morteros a bombas de racimo arrojadas por los aviones, hasta vehículos blindados y sistema móviles de cohetes de artillería.

google analitycs