CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

LIEBRES Y PERDICES PASADAS POR AGUA

Cuando uno va transitando los distintos cuadros y a medida que avanza la cacería rondan en su mente varios posibles títulos a fin de que el editor pueda elegir el más adecuado a la narración. En este caso, estimado lector, también pudo haber sido “Incursión a los Indios Ranqueles” por la hostilidad del terreno al tardar en bajar el agua (fines de junio y todo sigue anegado aun), o “Liebres, Patos, y Perdices Express” ya que esta primer salida de la temporada la hicimos prácticamente en un día y medio. No hay duda que todas las temporadas son distintas y en esta especialmente, que se presentaba prometedora, nos habíamos preparado como los buenos hábitos mandan junto a mi Spagnuel Breton “Quiro del Jaguel”, adicionando a su dieta “huevos” que le aportarían proteínas, lo fuimos poniendo en línea con un buen alimento balanceado del tipo “light” para que a sus 3 años y medio, su peso ronde los 20 kilogramos con el aumento de caminatas diarias, y desparasitándolo acorde los buenos consejos del amigo Enzo Galzerano (mi veterinario de cabecera). En marzo comenzaron los vareos y un mes antes de la temporada reforzamos con Artrim que es vitamina para músculos y tendones. Estuvimos listos con armas, cartuchos, licencia, pero los imprevistos del tipo (por H o por B), relegaron nuestra salida del 1ro. de mayo y quienes sí lo hicieron se refirieron más a los insufribles mosquitos que minaron su tiempo en el campo (las bandadas eran inmunes al “Off” y cuanto repelente casero utilizado), que a las piezas obtenidas. Luego se vinieron las desmesuradas lluvias y los guías, puesteros y amigos, aconsejando no realizar la cacería por lo anegado del terreno y el mal estado de los caminos vecinales. Todo esto relegó nuestras posibilidades y recién sobre el final de junio, tuvimos ese llamado que nos aventuro a salir (mirá que aún hay agua, esta escurriéndose despacio, pero hay viento y los caminos se vienen secando). Con Javier no lo pensamos mucho, nos encomendamos a todos los santos y salimos. Mientras realizamos los vareos previos a la temporada, se veía una población óptima de perdices y hablando con amigos coincidimos que siempre suele haber más en las zonas tamberas. Los excesos de lluvias previos a la temporada ha favorecido aun más el proceso de cría. Y la nidificación se prolonga a veces más allá de mediados de abril. Recientemente se han observado huevos de patos en estas épocas y es evidente que el cambio climático ha afectado flora y fauna. Para explicar la diferencia entre zonas agrarias y ganaderas digamos que en las primeras se trabaja permanentemente el campo; en cambio, en las ganaderas, si bien se hacen pasturas, muchas de ellas son permanente o de renovación anual, con lo cual durante muchos meses permanecen sin otros intrusos que las vacas y sus crías.

google analitycs